Lucha contra las espinillas con estos tratamientos de bicarbonato de sodio

Compartir

Aunque el bicarbonato de sodio es muy efectivo para controlar las espinillas, debido a su naturaleza y efecto exfoliante, es recomendable usarlo solo una o dos veces por semana.

Las espinillas son pequeños comedones blancos que a menudo ocurren en partes de la piel donde hay muchas glándulas sebáceas. Cuando estas glándulas sebáceas se obstruyen con suciedad y exceso de sebo, se produce un grano. En resumen, las células muertas de la piel y otras impurezas se encuentran en los poros. Afortunadamente, puede prevenir las espinillas con estos simples tratamientos de bicarbonato de sodio.

No son un problema grave, pero tienen una mala reputación estética. Especialmente cuando ocurren en la llamada “zona T” de la cara, donde son más visibles.

Si bien pueden camuflarse un poco con maquillaje y cosméticos, es mejor tratarlos y asegurarse de que no se repitan.

Afortunadamente, además de las opciones comerciales, también hay remedios 100% naturales que ofrecen efectos similares sin causar efectos agresivos o no deseados.

Luego compartimos una serie de tratamientos con bicarbonato de sodio, un astringente que limpia profundamente la piel.

¿Ya conoces las características de este gran producto? Echa un vistazo a los tres tratamientos de bicarbonato de sodio a continuación para aprovechar estas propiedades.

Las propiedades del bicarbonato de sodio para prevenir las espinillas.

El bicarbonato de sodio es uno de esos productos naturales que se pueden usar alternativamente para reducir la producción excesiva de sebo en la piel y así luchar contra las impurezas y las espinillas.

El bicarbonato de sodio no es costoso y está fácilmente disponible. Además, gracias a su composición, se puede combinar fácilmente con otros productos que mejoran sus propiedades.

Tiene un efecto exfoliante.

Debido a su textura, este ingrediente actúa como un exfoliante natural, eliminando las células muertas de la piel y los desechos que se acumulan en la superficie de la piel.

Regula el pH.

Después de aplicarlo sobre la piel, el bicarbonato de sodio puede restaurar el pH natural de la piel y neutralizar los desequilibrios que pueden afectar el acné.

Además, tiene un efecto astringente.

En resumen, es ideal para absorber el exceso de sebo producido por las glándulas sebáceas incontrolables. Además, es eficaz para reducir el tamaño de las impurezas y los granos.

Debido al efecto de limpieza y curación, este producto puede hacer que las cicatrices causadas por el acné crónico o las espinillas mal tratadas sean menos visibles.

Tratamientos de bicarbonato de sodio para prevenir las espinillas

El bicarbonato de sodio no es un producto que pueda usar diariamente en su piel. Sin embargo, si lo usa una o dos veces por semana, puede ayudar a eliminar las impurezas que pueden causar granos de una forma u otra.

1. Tratamiento con bicarbonato de sodio y miel.

Al combinar las propiedades del bicarbonato de sodio con el poder hidratante de la miel, puede crear un remedio eficaz para las espinillas y espinillas.

Ambos ingredientes limpian profundamente los poros y ayudan a restaurar el pH para evitar la producción excesiva de sebo.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio (20 g)
  • 2 cucharadas de miel (50 g)

preparación

Coloca el bicarbonato de sodio en un tazón y mézclalo con las cucharadas de miel hasta obtener una pasta espesa.

Como aplicar este tratamiento

Extienda esta mezcla por toda la cara o en las partes de la piel donde sufre de granos. Luego déjalo correr por treinta minutos.

Luego enjuague con agua tibia. Use este medicamento dos veces por semana.

2. Bicarbonato de sodio y tratamiento de limón.

El limón es un ingrediente desintoxicante y blanqueador. En combinación con bicarbonato de sodio, ayuda a limpiar a fondo la piel para eliminar los desechos y las toxinas que causan impurezas. De esta manera, también puede ayudar a prevenir las espinillas.

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio (10 g)
  • 1 cucharada de jugo de limón (15 ml)

preparación

Mezcle el bicarbonato de sodio con una cucharada de jugo de limón para hacer una pasta.

Como aplicar este tratamiento

Cubra las áreas de su piel donde sufre granos con esta mezcla. Luego masajea la piel con movimientos circulares.

Déjelo por diez minutos y luego enjuague.

Nota: Debido al jugo de limón, es importante usar este medicamento solo por la noche, para que su piel no quede expuesta al sol inmediatamente después.

Este medicamento antibacteriano y antiinflamatorio ayuda a regular la actividad de las glándulas sebáceas. Esto asegura que haya menos sebo en la piel.

Los ingredientes protegen la piel de las infecciones y, a su vez, previenen el acné crónico y las cicatrices.

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio (10 g)
  • 1 cucharada de aceite de coco orgánico (15 g)

preparación

Mezcle el bicarbonato de sodio con aceite de coco hasta obtener una pasta espesa.

Como aplicar este tratamiento

Aplica la pasta sobre la piel con ligeros movimientos circulares. Concéntrese en las áreas donde sufre granos.

Déjelo por unos veinte minutos y luego enjuague.

¿Te atreves a probar estos tratamientos alternativos de bicarbonato de sodio? Si tienes granos e impurezas en la piel, estos tratamientos pueden hacerte lucir fresca sin gastar demasiado dinero.

Compartir