Usa mamaderas, juguetes e incluso su novio le cambia los pañales. Tiene 23 pero ama que la “sometan”

Compartir

Hay grupos de personas que comparten algunos fetiches bastante extraños. Uno de ellos es producido por la comunidad “Adult Baby Diaper Lover”, que está formada por adultos que disfrutan regresar a la infancia y vivir como un bebé. Esto significa que ocupan un biberón, tienen juguetes y se visten como bebés.

sí, también usan pañales. Quizás podrías conocer a un miembro de esta comunidad sin siquiera saberlo, es que la mayoría de las veces se ven como adultos y tienen responsabilidades. Sin embargo, en su privacidad, les gusta comportarse como un bebé y captar la atención de los demás.

Como Jess, una joven de 23 años que prefiere comportarse como una niña pequeña y tiene su habitación llena de juguetes, ropa de bebé tamaño adulto, pañales, una cuna y hasta un cambiador.

Resulta que a la niña le gusta compartir este juego de roles con su pareja, Stephen, ya que le gusta sentirse sumisa y alguien es más dominante que ella. Por eso, su novio la protege e incluso se encarga de cambiarle los pañales.

“He estado con mi novio actual durante casi un año. Es realmente muy diferente a mi relación anterior porque ahora tengo un novio que realmente se preocupa por mí. Es algo diario, pero no constante ”, explicó Jess en una entrevista con LADBible.

Y al contrario de lo que algunos puedan pensar de esta dinámica, Jess asegura que no tiene nada que ver con la pedofilia, sino que se trata de “ceder el control personal a otra persona dominante, que también te hace más vulnerable que un niño”.

Al final del día, le gusta sentirse completamente en control.Aunque reconoce que cuando no interactúan como bebé-adulto, tienen una relación perfectamente normal: “Nos da un impulso extra y es más reconfortante. Es bueno tener a alguien que te cuide y que lo haga solo porque quiere y le gusta. Y le gusta la confianza que le doy, le gusta poder cuidarme, le gusta la vulnerabilidad que estoy dispuesta a darle ”.

Sin embargo, el abuso en su infancia podría haber sido una de las razones por las que podría haber querido comportarse como una niña, y Jess lo tiene claro. Pero también se asegura de que no se haya abusado de todos los miembros de la comunidad “Amante de los pañales para bebés adultos”.

“Sí, tuve ese tipo de trauma, pero al mismo tiempo, siento que incluso si no hubiera sucedido, seguiría haciéndolo”, dice.

Hoy Jess tiene una vida social normal, es una adulta independiente que trabaja, cocina, conduce, lava ropa, viste, entre otras cosas. Y también comparte sus experiencias a través de su canal de YouTube, donde tiene más de 163.000 suscriptores.

Compartir